EDUCACIÓN: El Gobierno eliminó el distanciamiento en universidades, ya hay presencialidad plena

El Ministro de Educación, Jaime Perczyk derogó el protocolo vigente, con lo que las universidades deberán definir coordinadamente con las provincias la presencialidad plena en sus establecimientos.

Dado que el Gobierno Nacional eliminó el distanciamiento de 1,5 metros obligatorio en las aulas universitarias, se autorizó la presencialidad plena. A partir de ahora, serán las universidades con las provincias quienes deberán establecer sus propios pasos a seguir.

A través de una Resolución, el ministro derogó la norma fechada el 08 de agosto de 2020, que impedía la vuelta a la normalidad a las universidades, por lo que ya no necesitan recibir el aval de Nación para la presencialidad plena, aunque necesitan articular con los ministerios de salud provinciales.

Según lo redactado en la resolución, «Establecer que la efectiva reanudación de las actividades académicas presenciales en Universidades e Institutos Universitarios será decidida por las autoridades provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según corresponda, quienes podrán suspender las actividades y reanudarlas conforme a la evolución de la situación epidemiológica».

La medida fue bien recibida por las Universidades, de hecho, había sido uno de los compromisos del Ministro Perczyk en semanas pasadas en el reunión con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP). En ése encuentro surgió una declaración que promovía el retorno a la presencialidad plena cuidada en todas las universidades del país, pero se necesitaba revisar el protocolo vigente. «Para que pueda existir asistencia completa en las aulas, en primer lugar no puede haber distanciamiento obligatorio de metro y medio» rezaba el acuerdo.

Según el titular del CRUP, Rodolfo De Vincenzi, «a partir de ésta resolución ya no es necesario pasar por el Ministerio de Educación para avalar los protocolos, ni tampoco hay un protocolo nacional. Ahora solo queda la instancia sanitaria a nivel provincial. Como las condiciones sanitarias hoy admiten que la educación pueda funcionar sin distanciamiento, lo natural sería que cada jurisdicción saque sus pautas y que, al igual que en las escuelas, no se pida distancia en las aulas» explicó.

Recordemos que la semana pasada, el gobierno porteño tuvo encuentros vía zoom con las universidades, y uno de los pedidos de la UBA era justamente que se revisara el distanciamiento en clases para avanzar en mayor presencialidad. A partir de ahí, están en conversaciones y la idea es avanzar en forma gradual.

Según explicaron integrantes de la UBA, «Por ahora el aforo que autorizó la Ciudad es de 1,50 metros, en unas semanas será de 90 cm, y en diciembre ya sin aforo, así los estudiantes se pueden anotar a los cursos de verano y al primer cuatrimestre del 2022 con presencialidad».

Además agregaron que «La distancia de 90 centímetros permitirá tomar exámenes en el CBC y en UBA XXI, y se verá incrementada la presencialidad en todas las facultades, proceso que comenzó a fines del año pasado y que hoy comprende a unos 80.000 estudiantes. En la primera mitad de éste año, las prácticas fueron dictadas en forma presencial y cada una de las universidades hace lo propio con materias prácticas y cursos».

Si bien las universidades avanzaron bastante en este tiempo, son el nivel educativo más rezagado en la reapertura, ya que en la mayoría de los casos, la presencialidad está habilitada para las materias prácticas, que requieren manipulación de objetos o presencia en laboratorios; y la mayoría de las materias teóricas se siguen dando a distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *